viernes, 18 de diciembre de 2015

[Jipismo ninfómano]

Recuerdo que, cuando niña, soñaba con una tribu de artistas, de mentes libres y amantes, sensibles y alegres, que vivirían felices en una aldea llena de arte y de fiestas, que comerían de la tierra y que cantarían canciones hasta entrada la madrugada. Imaginaba lo que sentiría al cruzarme con ellos, con qué palabras hermosas nos hablaríamos, cómo nos besaríamos y cómo haríamos el amor dulce y salvajemente, atravesando campos en caravanas musicales, y sonriendo hasta...

- ¿Hasta cuándo la sonrisa?

- ¡Hasta mañana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario